Wednesday, July 15, 2009

Comienzan a moverse los límites



Zarpó de China continental el 1er. buque de pasajeros y carga hacia Taiwan

China continúa con su acercamiento a Taiwan apelando al turismo, el intercambio de juventudes y el comercio bilateral.

El 1er. buque combinado de pasajeros y carga en viaje directo desde la parte continental de China hacia la isla de Taiwan partió en la mañana del lunes 13/07.

Es el 1er. servicio marítimo de ese tipo, después de que China y Taiwan inauguraran los de transporte aéreo y postal en diciembre de 2008.

El buque, Nuevo Puente Dorado II, que transporta a 630 pasajeros a bordo, partió desde Mawei, en la provincia suroriental de Fujian, hacia las 11:00, y llegó a Keelung, Taiwan, cerca de 10 horas después.

El Grupo de Transportes Fujian alquiló la embarcación a una compañía de transporte marítimo de la provincia oriental de Shandong para operar la ruta.

"La navegación directa de buques combinados de pasajeros y carga falicitará en gran medida el viaje de personas y el transporte de mercancías entre ambos lados del estrecho de Taiwan", expresó Liang Jianyong, vicealcalde de Fuzhou, capital provincial de Fujian.

"Los empresarios de Taiwan que hayan invertido en la industria manufacturera de la parte continental pueden llevar directamente a los buques partes o piezas utilizadas en la producción", explicó. "Los agricultores de Taiwan que se dediquen al cultivo de frutas y los comerciantes de productos acuáticos también pueden transportar sus productos a través de este servicio", agregó.

Zhuang Fuchi, presidente de la Asociación de Empresas de Fuzhou, afirmó que la entrada en funcionamiento de esta vía de transporte directo también brindará más oportunidades a las compañías de servicios taiwanesas acreditadas en la parte continental.

Por otra parte, en septiembre de 2009 se abrirá otra ruta de este tipo entre Xiamen, de Fujian, y Kaohsiung, de Taiwan, según Ma Jilie, subdirector del Departamento de Transportes de Fujian.

Ma destacó que la provincia se esforzará para que los servicios de buques combinados de pasajeros y carga puedan funcionar ya de forma regular a finales de este año.

La isla de Taiwán o Formosa se encuentra frente a las costas de la provincia china de Fujian, separada de ésta por el Estrecho de Taiwán. Al norte se encuentra el Mar de la China Oriental y al sur el Mar de la China Meridional, mientras que la costa oriental de la isla está bañada por el Océano Pacífico.

Desde 1945, la isla estuvo bajo el régimen político de la República de China, el estado que gobernaba toda China hasta el final de la guerra civil entre el Kuomintang y el Partido Comunista de China, cuando estos últimos se hicieron con el poder en el continente.

Desde entonces, el antiguo régimen chino se ha mantenido en la isla de Taiwán, dando lugar a una compleja situación jurídica y diplomática, aunque en la práctica es un Estado independiente parcialmente reconocido como República de China o Taiwán.

La mejora de las relaciones entre Beijing y Taipei tras la derrota de la Alianza Verde en las elecciones legislativas taiwanesas de diciembre de 2004 disparó el optimismo en la región.

Es más, tras la firma el 15/01 de un acuerdo para permitir los primeros vuelos charter directos entre la China continental y Taiwán desde 1949 y la visita a principios de febrero del vicepresidente y del secretario general de la Asociación para las Relaciones a través del Estrecho de Taiwán a Taipei, algunos analistas apuntan incluso a un pronto restablecimiento de las negociaciones entre China y Taiwán.

El Real Instituto Elcano, de Madrid, España, realizó en 2005 un documento acerca de las posibilidades de un diálogo entre ambas sociedades chinas.

Sus conclusiones son interesantes releerlas en 2009:

"Si ambos gobiernos desean resolver el conflicto que les enfrenta de forma pacífica deberían, en primer lugar, evitar hacer un uso político del mismo, dejando de aplicar medidas que, aunque aplaudidas por sus bases de poder, son rotundamente rechazadas al otro lado del estrecho y, por consiguiente, sólo sirven para polarizar más su disputa y alejar una solución negociada de la misma. Me refiero aquí a medidas como el lanzamiento de un proceso de reforma constitucional en Taiwán o la inminente aprobación de una ley anti-secesión en China.

Es más, ambas partes deberían trabajar de forma conjunta para que la reanudación de las negociaciones no suponga un alto coste político para ninguno de los dos gobiernos. En este sentido, y dado que los líderes de los dos regímenes mantienen una actitud más flexible ante este conflicto que sus bases de poder, sería positivo que mantuviesen contactos secretos para crear un clima de confianza entre ambos grupos antes de retomar las negociaciones públicamente.

A pesar del clima de optimismo del último mes, no se desvanecerá el riesgo de conflicto armado hasta que ambos gobiernos dejen de intentar maximizar los réditos políticos del conflicto, comiencen a entender en la medida de lo posible la situación en la que se encuentra su adversario y dejen de esperar a que se produzca un factor externo que les permita imponer su posición actual, como recibir un apoyo decidido de Washington, alcanzar una fuerza militar netamente superior a la de su oponente, o que se produzca una situación de desorden social en la otra orilla."

Nótese que es lo que hicieron ambos territorios.

1 comment:

yadav said...

I am in fact thankful to the owner of this web page who has shared this wonderful article at at this time.
Online MBA